Skip to main content

Como arquitectos, la comunicación, el hacernos entender, es una necesidad primordial para lograr desarrollar nuestro trabajo.

Durante el proceso de un proyecto, desde sus comienzos hasta la finalización, se presentan instancias en las cuales se hace necesario transmitir nuestras ideas.

¿Con quién y cómo nos comunicamos?

El cliente es la figura principal en todo este proceso, y la comunicación con ella o él es fundamental. Es necesario un diálogo bilateral, donde ambos actores logremos transmitir las ideas. Por eso en instancias primeras, algunas de las herramientas que se utilizan para lograr un diálogo fluido son: CROQUIS, herramienta utilizada por el arquitecto, que es un dibujo a mano alzada, donde se muestran esquemas proyectuales iniciales. Muchas veces estos croquis, se pueden acompañar con IMÁGENES REFERENTES, las cuales pueden ser propuestas por ambos lados, tomando de referencia otros proyectos ya construidos, marcando una base de ideas para comenzar a proyectar acorde a lo que el cliente desea.

A medida que se avanza en las instancias de proyecto, se necesitan otras herramientas para mostrar ideas más claras y detalladas; además de que aparecen otros actores con quienes debemos compartir aspectos diferentes del proyecto, más específicos.

Claro ejemplo de ésto, es cuando se suman los subcontratos a este proceso. Los subcontratos serían el sanitario, electricista, carpintero, ingeniero, entre otros. Cada uno de ellos se centrará en un único aspecto del proyecto y por eso es necesario clasificar información en función a los intereses de cada uno, para lograr una comunicación fluida y de esa manera efectivizar los tiempos de trabajo.

Para ésto en la mayoría de los casos se generan recaudos gráficos, como lo son los PLANOS, de sanitaria, de eléctrica o estructura; también se pueden crear diferentes PLANILLAS de aberturas, muebles, mesadas, entre otras. Pero lo importante de esta instancia, es lograr acotar la mayor información posible y precisa, lo que se alcanza mediante el uso de programas informáticos como lo es el AUTOCAD, buscando la mayor exactitud posible a la hora de dibujar. 

Otras herramientas válidas, que sirven para la comunicación con varios actores, son las IMÁGENES HIPERREALISTAS. Muestran una realidad futura, generada a partir del intercambio de ideas entre el arquitecto y cliente principalmente, pero también con aportes de los subcontratos que van brindando información al proyecto.

Para la creación de estas imágenes, nuevamente nos valemos de programas informáticos varios, como pueden serlo REVIT, ARCHICAD, 3D MAX y VRAY, entre otros.

Como vemos, las herramientas informáticas a la hora de comunicarnos, han cobrado relevancia, pero no han desplazado las herramientas tradicionales, como el dibujo a mano alzada, o incluso la maqueta de ser necesaria.

La comunicación es fundamental durante todo el proceso, y como se menciona, según las distintas instancias de proyecto, se utilizarán diferentes herramientas para lograr explicarnos, transmitir ideas; siendo válidos todos los métodos; buscando siempre como objetivo primordial la satisfacción de nuestros clientes y la comunicación fluida para lograr el mejor resultado posible.

Arq. Sibila Ibarra

jaf arquitectura 

Montevideo, Julio 2019.