Skip to main content

La pandemia originada por coronavirus COVID-19 a nivel mundial pone a prueba todo el sistema sanitario, dejando en evidencia el rol crucial que juega cada área del sistema de salud para hacerle frente.

La respuesta sanitaria durante la pandemia, no solo implica la primera línea de atención médica y la atención hospitalaria, sino también la respuesta que brindan los Servicios de Prevención y Salud en el Trabajo (SPST) regulados en el decreto 127/20214.

La implementación de los SPST en las empresas tiene como objetivo promover el cuidado de la salud de los trabajadores, prevenir la aparición de las enfermedades profesionales y relacionadas con el trabajo, así como la ocurrencia accidentes de trabajo. El mismo está conformado por un equipo multidisciplinario compuesto básicamente por un médico especialista en salud ocupacional y un asesor en materia de seguridad.

El medico especialista en salud ocupacional tiene dentro de sus funciones básicas la valoración médica periódica de cada trabajador y el estudio de las condiciones y medioambiente de trabajo. Esto le permite valorar la aptitud de cada trabajador para la tarea, y a nivel colectivo diseñar un plan de salud ocupacional donde establecerá la vigilancia médica especifica según los factores de riesgo presentes.

La pandemia por COVID-19 tiene un impacto directo en la salud de los trabajadores, tanto en los que debieron continuar en sus puestos de trabajo, como en quienes han tenido que cambiar abrupta e involuntariamente su forma de trabajo para hacerlo a distancia, en aras de cumplir con las medidas de distanciamiento social recomendadas. Es por esta razón que el MTSS en la Resolución 54/20 adjudica al empleador en conjunto con el SPST, y la Comisión Bipartita de Seguridad, la coordinación para confeccionar los Protocolos de prevención y actuación ante el riesgo del Coronavirus COVID-19.

La exposición a este agente biológico por parte de los trabajadores debe ser parte de la gestión de la seguridad y salud de las empresas. Partiendo de la evaluación del riesgo para luego aplicar estrictos protocolos de trabajo que incluyen medidas higiénicas y de sanitización, el uso de equipos de protección personal, la vigilancia de la salud de los trabajadores y la formación de los trabajadores respecto al tema. Para que su puesta en práctica sea efectiva, resulta fundamental que cada empresa trabaje en conjunto con los trabajadores.

El medico especialista en salud ocupacional conoce el estado de salud de cada trabajador de la empresa, por lo que será vital también para determinar la población que por motivos de salud presenta mayor riego de evolucionar a formas graves de la enfermedad si se contagia, y actuar en consecuencia. Dado que conoce los puestos de trabajo y los procesos también será fundamental para determinar los contactos laborales estrechos y sus correspondientes cuarentenas frente a casos confirmados o sospechosos de COVID-19 dentro de la empresa.

La pandemia en nuestro país puso en evidencia la importancia que tienen los SPST en su rol de proteger la salud y seguridad de los trabajadores, lo cual no solo es una obligación legal sino un imperativo moral.

Dra. Mercedes Parada

Especialista en Salud Ocupacional.